Historia de la Reserva Marina del Norte de Menorca

La reserva marina de Menorca se “creó” el 24 de Junio de 1999 a partir del BOIB número 81 (sí, el día de Sant Joan!). Se trata de una zona de la costa norte de Menorca en la que la pesca está prohibida o altamente regulada y controlada.

Gracias a ello la fauna marina se ha desarrollado a lo largo de los años, creando un paisaje espectacular para aquellos que optan por el snorkel.

Es fácil ver especies como espetones, corballos, serviolas, morenas, meros, pulpos y salmonetes en el norte de Menorca.

En toda la reserva marina está prohibida la pesca de arrastre y la pesca de especies amenazadas.

La reserva tiene una extensión 5.119 ha marinas comprendidas desde la bahía de Fornells (límite oriental) hasta el cabo Gros (límite occidental).

Según los datos oficiales, hay 628 especies bentónicas en la reserva, que abarca 5.119 hectáreas marinas.

Una de las áreas mejor preservadas del Mediterráneo

Comprendida entre el Cap Gros y la Punta des Morter, en la costa norte de la isla, la Reserva Marina del Norte de Menorca, constituye una de las últimas áreas vírgenes del Mediterráneo. Sus aguas atesoran fondos marinos de gran belleza natural donde habita una rica y variada flora y fauna marina.

La Reserva Marina del Norte de Menorca consta de 5.199 hectáreas marinas comprendidas entre la bahía de Fornells y la bahía de Cap Gros. Se distinguen tres áreas de diferentes niveles de protección. Una reserva integral donde está prohibido cualquier tipo de pesca o impacto en la flora o la fauna, una zona de protección especial en la que solamente pueden pescar los pescadores profesionales y una tercera zona donde se puede pescar en condiciones especiales.

Su creación en el año 1999 para proteger las especies que habitan el litoral menorquín y controlan la actividad pesquera, ha favorecido que  en los fondos marinos de la costa norte de la isla proliferase una extensa y variada fauna marina, creando un paisaje espectacular que difícilmente es posible admirar en ninguna otra costa. Con el paso de los años, la zona norte de Menorcase ha convertido en uno de los últimos espacios vírgenes del Mediterráneo.

Su excelente estado de conservación, su riqueza paisajística y la variedad de especies que habitan sus fondos han convertido a la Reserva Marina Norte de Menorca en uno de los tesoros naturales de las Islas Baleares.

Sus fondos, que superan los 30 metros de profundidad muy cerca de la costa, presentan una gran heterogeneidad de hábitats, entre los que destacan por su interés ecológico el arrecife barrera de posidonia de Sa Nitja, las comunidades de algas Cystoseira y las extensas comunidades rocosas hogar de cientos de peces.

En toda la reserva está prohibida la pesca de arrastre, la de cerco, la de palangre y la pesca submarina, así como la captura de peces e invertebrados cuyas poblaciones están actualmente amenazadas.

fuente :   https://www.illesbalears.travel/articulo/es/menorca/reserva-marina-del-norte-de-menorca